Vamos contra la Junta que nos estrangula

0
563
José Carrion III, presidente y Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para Puerto Rico (Captura de pantalla)

OPINIÓN/ Por Eugenio Hopgood Dávila

Edificio World Plaza de Hato Rey. La sede de la odiosa Junta fiscal y de su supragobierno imperial. Ese debe volver a ser el epicentro de toda protesta contra los abusos del gobierno de Estados Unidos contra Puerto Rico, las puertorriqueñas, las negras, todas las minorías étnicas y raciales en su territorio.

Nuestro reclamo como Pueblo colonizado, abusado despojado cada vez más de todo espacio con alguna dosis mínima de democracia tiene que dirigirse directamente al gobierno de EEUU. La odiosa JCF dicta las normas, nuestros presupuestos y prioridades y amenaza nuestro presente y futuro con empobrecernos cada vez más en nombre del Congreso de EEUU, del presidente y de los intereses peores de los buitres de Wall Street que nos estrangulan con la deuda impagable y de la cual nuestro pueblo no es responsable.

Los jóvenes que erigieron el Campamento contra la Junta allá por 2016, los valientes de Se Acabaron las Promesas, entre otros, tuvieron la visión correcta. Está bien y es muy legítimo poner presión a Wanda, a la Fortaleza, al gobierno PNP, etc. y la forma autoritaria en que están imponiendo el Código Civil y la Ley Electoral, entre otros atropellos. Sobran las razones para repudiar el gobierno de Wanda emparchado con mentiras y encubrimientos y los remanentes de la administración de Ricky. 

Pero según lo veo, la mejor forma de insertarse en el momentum de la protesta que ha cobrado tanta fuerza en Estados Unidos y que ha recabado la solidaridad de la gente  de muchos otros países, es contras la Junta Imperial, porque ese es el brazo que nos oprime directamente y pretende seguir haciéndolo por muchos años, esa es la afrenta contra cualquier aspiración democrática y de libre determinación y de prosperidad de nuestro Pueblo.

Está fresca la tinta con la cual el Tribunal Supremo de EEUU acaba de ratificar que los dictadores de la Junta “no son” funcionarios federales sino “funcionarios del gobierno de Puerto Rico” impuestos por Washington y que eso para ellos es legal. La decisión judicial “valida” todo el esquema de tiranía representado en la Ley Promesa y el sistema colonial en el que se nos tiene sometidos. Eso amerita respuesta. Eso es como el tribunal justificando el asesinato de Floyd, los miles de asesinatos policiales contra negros y latinos.

Ahí están los sátrapas, Carrión Tres Palitos y Jaresko y los demás administrando nuestro destino para los intereses de sus representados que NO somos nosotros.

Ahí nos estrangulan a nuestros jubilados y a nuestros jóvenes, nos presionan hacia el destierro, nos imponen su injusta ley con la ayuda de los que maniobraron directamente en las transacciones que alimentaron la Deuda. Ellos encarnan el sistema racista y de opresión a los pobres y abuso a las minorías.

Vamos a repudiar el racismo en EEUU y en Puerto Rico, los asesinatos y violencia policial en EEUU y en Puerto Rico. Jaresko, Carrión y su comparsa no deberían tener la capacidad de moverse libremente en Puerto Rico, sin sentirse repudiados constantemente, ni en Nueva York ni en ningún barrio en que haya comunidad boricua, pero sobre todo acá. Que monten su maldita oficina en Wall Street o en la colina del Capitolio en DC. Esa oficina con los cientos de lambeojos que forman parte de su estructura y que le cobran salario y fondos al Pueblo de Puerto Rico es una verdaderas afrenta y debe declararse non grata en forma contundente.

Muchos hemos estado en aislamiento bastante radical por la cuestión de la pandemia y la protección propia y de nuestras familias y nuestra gente. Pero creo que en estos espacios exteriores, con las debidas capuchas, mascarillas etc, incluso guardando distancias, se puede ir movilizando ya cómo se está empezando a hacer. Hemos sido y somos cuidadosos ante el asunto de la protección de la salud y lo que hemos logrado hasta ahora con la solidaridad y prudencia, dado lo desastroso del sistema de salud pública. Hay que tener cuidado de no dañar lo logrado. Somos también adversarios, en el choque de ideas, de quienes proclaman que el Covid es poca cosa, que es falso que es una treta y todas esas falacias.

Pero si vamos a salir, protegiéndonos bien, debemos retomar el frente del World Plaza en Hato Rey, la Junta, los Buitres donde quiera que se les identifique, como punto central de nuestra protesta contra ese gobierno opresor  máximo, que es el gobierno federal de EEUU, capitaneado hoy en día por un fascista descarado, el mismo régimen que nos tiene la rodilla en el cuello hace más de cien años y que en estos días ha vuelto a presionar más duro para acabar de estrangularnos.